Lista Verde
Explorar

Santuario de Fauna y Flora de Malpelo
Malpelo

Colombia

Primero en la lista

2020

Superficie
2.667.908km2

¿Por qué está en la Lista Verde?

El Santuario de Fauna y Flora de Malpelo es la novena zona marina protegida más grande del mundo y un sitio natural del Patrimonio Mundial, así como una zona importante para las aves. Está reconocido como un Refugio Oceánico Global, así como un punto caliente de la Misión Azul. Este vasto sitio marino es la mayor zona de exclusión de la pesca en el Pacífico Oriental Tropical, proporcionando un hábitat crítico para las especies marinas amenazadas internacionalmente, y es una importante fuente de nutrientes que da lugar a grandes agregaciones de biodiversidad marina.

Como uno de los mejores lugares de buceo del mundo, su espectacular belleza natural y su remota ubicación favorecen un entorno intacto para importantes poblaciones de grandes depredadores y especies pelágicas, entre las que se incluyen agregaciones de más de 200 tiburones martillo y más de 1.000 tiburones sedosos, mientras que se han registrado tiburones ballena y atunes. Es un paraíso para el mero gigante y los peces de pico y también es uno de los pocos lugares del mundo con avistamientos confirmados del tiburón de hocico corto de aguas profundas. El Santuario de Fauna y Flora de Malpelo pertenece al Corredor Marino del Pacífico Oriental Tropical, una red de conservación marina.

Trevor Sandwith, Director del Programa Mundial de Áreas Protegidas de la UICN

"En estos tiempos turbulentos de la pandemia del COVID-19 y sus impactos en las áreas protegidas y conservadas y en las comunidades de todo el mundo, la inclusión en la Lista Verde del Santuario de Fauna y Flora de Malpelo reconoce la inspiración y la dedicación de su esforzado personal y de las partes interesadas. Felicitamos a Malpelo por este significativo logro que destaca lo importante que son las áreas protegidas para crear una sociedad resiliente a la vez que se protege la naturaleza."

Logros clave

Conservación

  • Especies saludables de peces, corales y aves (abundancia relativa histórica alta).
  • Poblaciones estables de especies comerciales y atractivas para el turismo que sostienen las actividades relacionadas.
  • Altos niveles de nutrientes presentes en toda la zona circundante.

Buena Gobernanza 

  • Comités de decisión científica y de ecoturismo.
  • Coordinación regional para el desarrollo de capacidades, el control y la vigilancia, las actividades recreativas y el seguimiento de la biodiversidad en el gran Pacífico Oriental Tropical a través de CMAR.
  • Esquema de coordinación para la gestión del Santuario y del área de uso adyacente de nueva creación Yuruparí.

Beneficios para la comunidad

  • Dado que el área no alberga ninguna comunidad dentro o alrededor de sus límites, los beneficios están relacionados con el consumo más amplio y la comunidad pesquera que obtiene buenas poblaciones de peces criadas en el área protegida.

Atributos del sitio

WDPA ID

Tamaño
2.667.908km2

Designación(es)
Patrimonio Mundial, IBA, PSMA, GLORES, EBSA

Categoría de la UICN
IV

Año de creación
1995

Área marina protegida

Área marina
2.667.908

Zona de prohibición de pesca
100%

Tipos de pesca permitidos
Ninguno
Tipo de gobierno
A

Agencia del sitio
Parques Nacionales Naturales de Colombia

Administrador del sitio
Paola Rojas

Solicitud
9 de abril de 2019

Evaluación del EAGL
9 de abril de 2019

Presentación del Comité LV
16 de agosto de 2019

Presidente de EAGL
Sandra Valenzuela

Revisor de ASI
Carlos Escobar

Resumen del sitio

En 1995, la isla de Malpelo y una zona marina adyacente fueron declaradas Santuario de Fauna y Flora de Malpelo. Según las coordenadas establecidas por su resolución de creación, hoy el área protegida tiene una superficie aproximada de 2.667.908 has. El SFF Malpelo está ubicado en la región central de la Cuenca del Pacífico Colombiano (CPC ), que hace parte de la Ensenada de Panamá y a su vez está en el Pacífico Oriental Tropical (POT). En el centro del Santuario se encuentra la Isla de Malpelo, que es la porción de tierra más occidental de Colombia en el Pacífico, separada del continente por aproximadamente 505 kilómetros del puerto de Buenaventura. En la división política administrativa pertenece al municipio de Buenaventura, departamento del Valle del Cauca. La forma de la isla es alargada y tiene unos 1,643 km de longitud, una anchura variable que alcanza los 727 m y una altura máxima de 300 m. En los alrededores de la isla es posible encontrar hasta 11 islotes. En la actualidad, el Santuario de Fauna y Flora de Malpelo es la novena mayor área marina protegida del mundo. Forma parte del Subsistema Nacional de AMPs y es un área prioritaria por sus condiciones de integridad.

1. VALORES NATURALES
CONTROL DE LOS VALORES
UMBRALES DE ÉXITO
CONDICIÓN DE LOS VALORES
RESUMEN DE TENDENCIAS Y RESULTADOS
PÁJAROS
Los umbrales para puntuar este estado de las aves se basan en el tamaño de la población, donde bajo = menos de 35.000 individuos, medio = oscila entre 63.426 y 76.613 individuos, y muy alto = 85.336 en adelante.
La puntuación para el último tamaño de población estimado, en 2012 n = 147.825 de S granties, se valora en 4.
De alto a muy alto
CORALES
Se consideraron varios atributos para evaluar las comunidades de los arrecifes de coral: cobertura, enfermedades de los arrecifes de coral, riqueza de especies de peces en el tiempo y densidad, riqueza de erizos. Los umbrales para puntuar el estado de estos atributos son 1= muy bajo (< 20%) , 2,5 = bajo (entre 20-30%), 3 = medio (30-40%), 3,5 = alto (40-50%) y 4= muy alto (>50%). Esta evaluación se llevó a cabo a dos profundidades diferentes: capa poco profunda (8-12 mts) y capa profunda (15- 20 mts).
Para la cobertura del arrecife de coral en las aguas poco profundas, la puntuación histórica ( 2003 - 2010) es de 45,85%=alta y para la capa profunda es de 50,74%= muy alta. Para la salud del arrecife de coral durante el mismo período, las colonias transectadas no han resultado afectadas tanto en la zona intermedia como en la profunda, con la excepción de un evento aislado fuera del transecto en 2011. Por lo tanto, la cobertura del arrecife de coral se define por su buena capacidad de recuperación ante las enfermedades, puntuada con = 4.
Muy alto / Muy bueno
ESPECIES DE PECES
Los umbrales definidos para puntuar el estado de los peces se basan en la abundancia relativa registrada para cada especie por año (2006-2013), donde 1 = bajo, 2-10 = medio, 11-100 = alto y >100 = muy alto. Esta evaluación se desarrolló para los peces óseos y cartilaginosos, y la puntuación para estos se obtuvo a partir de cálculos de la media aritmética, donde se ha asignado a todas las especies la misma importancia. Para la riqueza de peces, la estación y la profundidad, los umbrales definidos para puntuar el estado de estos atributos son 1 = bajo, 2-10 = medio, 11-100 = alto y >100 = muy alto.
La valoración final para los peces es de 3,125, lo que equivale a un estado medio o regular, aunque se evidencia una estabilidad de las abundancias relativas -con algunas excepciones registradas para las especies de tiburones-; son especies de largo alcance geográfico. La riqueza total de especies en ambos niveles de profundidad por año osciló entre 57 y 67 especies, lo que supone un nivel alto en la puntuación.
Peces: medianos y abundantes Riqueza de especies: alta
2. VALORES DE LOS SERVICIOS DE LOS ECOSISTEMAS
TURISMO
No hay umbrales establecidos para la actividad turística. No obstante, el lugar ha avanzado en la zonificación y normativa para el buceo, estableciendo una capacidad de carga (basada en el principio de precaución), normas de seguridad y un código de buenas prácticas para los buceadores. Estas incluyen (i) el número de embarcaciones permitidas durante -día y noche-, los turnos de entrada y salida, (ii) el número de pasajeros por embarcación -25- y (iii) el número máximo de buceadores simultáneos -25-.
El informe de seguimiento turístico de 2017 demuestra que ninguna zona de arrecifes de coral se ve afectada de forma significativa por la actividad de buceo.
Las actividades turísticas en el Santuario se realizan sin afectar a los valores del lugar.
3. VALORES CULTURALES
No se aplica a esta zona

Resumen de la conservación

Informe de la visita a las instalaciones 1 y 2: No se realizó ninguna visita a las instalaciones según las consideraciones expuestas por el EAGL

Acta de la reunión del EAGL

Consenso y votación del EAGL: Nombrar un área para que sea considerada por el Comité LV


Declaración del EAGL: Sobre la base de las pruebas aportadas para cada indicador, las evaluaciones de rendimiento anteriores (es decir, GLORES, AEMAPPS, WH y normas de la AMP), así como los resultados de la evaluación de la gobernanza realizada con la participación de numerosas partes interesadas y miembros del EAGL, este grupo está de acuerdo en que el sitio cumple la norma y está preparado para recibir la certificación. Esto se justifica según lo descrito en el anexo "atributos SFF Malpelo", que se resume como sigue:

El componente 1 es exhaustivo al describir las principales instancias de articulación, como los comités científicos y de ecoturismo, el esquema de gestión conjunta Yurupari-Malpelo y el Corredor del Pacífico Oriental Tropical, y cómo éstas son instrumentales para una buena gestión en el territorio mayor, considerando que:

Desde la designación de la isla bajo la categoría de área protegida en 1995, Malpelo hace parte de la Política de Participación Social de Parques Nacionales de Colombia, por su contribución al bienestar de la comunidad nacional.

El plan de gestión adoptado oficialmente (Res. 416/2015) establece la zonificación de la gestión, el uso y la identificación de los principales interesados, sobre la base de situaciones de gestión priorizadas. Existe un mecanismo de coordinación para la vigilancia y el patrullaje (Circular Externa Conjunta), destinado a prevenir, desalentar y eliminar la pesca ilegal y otras actividades en el territorio marítimo. También se ha involucrado al sector educativo en la Estrategia de Educación y Comunicación Ambiental, como parte de los actores estratégicos en la zona de influencia, lo que se suma a las actividades de capacitación que se imparten a los investigadores y visitantes que llegan a la zona. 

Un conjunto diferenciado de actores participa en varios procesos e instancias para la toma de decisiones, a través de una serie de acuerdos, tales como 1) el Comité Científico Asesor (autoridades nacionales, academia y ONG), para la orientación específica sobre objetivos de conservación, desarrollos de monitoreo y priorización de investigaciones, 2) el Comité de Ecoturismo, donde se articulan las acciones clave en materia de turismo, junto con los desarrollos del Grupo de Ecoturismo del Corredor Pacífico Tropical Oriental - CMAR en materia de monitoreo de impactos y 3) el trabajo Yuriparí-Malpelo para diseñar estrategias de manejo conjuntas, en colaboración del plan de manejo del Distrito de Manejo Nacional Yuruparí.

El componente 2 tiene un enfoque similar en el reconocimiento de los valores y beneficios, y en cómo se están haciendo adaptaciones en los instrumentos de gestión para hacer frente a las amenazas (por ejemplo, la pesca ilegal).

Malpelo ha aumentado su tamaño en varias ocasiones, llegando a un total de 2.667.908 has en 2017 (Res. 1907/2017). El último proceso, consideró especialmente el contexto socioeconómico de la región logrando la actividad pesquera, principalmente cultivada por la industria atunera de captura incidental en las cercanías del Santuario, como una de las principales especies de interés comercial para el país. Otros criterios para el aumento están relacionados con la representación del ecosistema, las especies amenazadas, la riqueza y singularidad, la conectividad y los servicios del ecosistema. La zona ampliada cubre hasta el 61% de la dorsal subacuática de Malpelo y el 65% de la dorsal subacuática de Yuriparí, y permitió incluir los fondos marinos de estas dos dorsales, que no estaban suficientemente representados en las AMPs nacionales.

Asimismo, a través del proceso de ampliación, se incorporó al plan de gestión un objetivo de conservación asociado al conocimiento y la protección de las dorsales oceánicas medias, así como de los procesos ecológicos que albergan, que se suma a los relacionados con la prevención y el control de las presiones antrópicas para asegurar las condiciones deseables de los valores objetivo de conservación y los servicios ecosistémicos.

A través del plan de gestión, el SFF de Malpelo presenta una propuesta de evaluación de la integridad ecológica para determinados valores objetivo de conservación: aves, arrecifes de coral y peces. Los atributos se seleccionaron estableciendo una referencia de información o un rango de variación aceptable para cada uno, utilizando series de datos de las actividades de monitoreo realizadas desde 2003. En términos generales, se puede decir que, según las puntuaciones de integridad ecológica, el Santuario se encuentra en un estado ecológico deseable, aunque es necesario mejorar las intervenciones para mantener los peces óseos y cartilaginosos a la luz de la presión pesquera. No obstante, el EAGL toma nota de los esfuerzos realizados en este sentido, como se describe en el componente 1, mediante el establecimiento de acuerdos con la autoridad pesquera.
A nivel de conectividad regional, Malpelo está integrado en la iniciativa CMAR que tiene como objetivo la adecuada gestión de la biodiversidad y de los recursos en el Pacífico Oriental Tropical, a través de la gestión de los ecosistemas y de las estrategias gubernamentales conjuntas para abordarlo. Se priorizan 4 líneas de acción principales 1) Biodiversidad, 2) Pesca, 3) Turismo responsable y 4) Vigilancia y Monitoreo. También se trabaja a nivel nacional a través de la participación en el Subsistema de Áreas Marinas Protegidas, que sirve como plataforma de articulación de estrategias de conservación que contribuyen a conservar el territorio marino y costero tanto en el Océano Pacífico como en el Mar Caribe.

En este sentido, el Componente 3 presenta estrategias conjuntas de patrullaje y vigilancia, dentro y fuera de los límites del sitio, que permiten un buen desempeño y control de las actividades. El seguimiento de los objetivos de conservación es posible gracias a las estrategias de gestión articuladas, lo que se traduce en resultados satisfactorios para las especies y los ecosistemas protegidos.

Debido a las condiciones de aislamiento de la zona y sus características ecológicas, y teniendo en cuenta los contextos sociales y económicos de la región en general, la conservación puede clasificarse como la más estricta, contribuyendo a 1) proteger y conocer la biodiversidad del ecosistema marino y 2) conservar los servicios del ecosistema vinculados a las actividades de ecoturismo. Estos objetivos se cumplen a través de metas a 5 años de acuerdo al plan de gestión, donde actividades y productos específicos sustentan los resultados de la gestión. El área revisa y proyecta los objetivos anuales en un Plan Operativo Anual, basándose en los resultados obtenidos durante el año anterior y en los recursos disponibles. Los instrumentos de gestión complementarios, como el protocolo de seguimiento y control, el plan de ecoturismo, la identificación ecológica de los lugares de buceo, la capacidad de carga, el programa de vigilancia, la cartera de investigación y el plan de emergencia, están diseñados para abordar las estrategias de gestión.

La planificación en la ECA de Malpelo se basa en la priorización de las situaciones de gestión, que reflejan los Valores Objetivo de Conservación y en un análisis de riesgo para cada una de ellas, en relación con las presiones, las amenazas y la vulnerabilidad. Por lo tanto, se han priorizado 4 situaciones 1) la actividad pesquera y el consiguiente establecimiento de una estrategia de vigilancia y patrullaje, así como el seguimiento de los valores objetivo; 2) el ecoturismo, abordado mediante la educación ambiental, la regulación del uso y el seguimiento; 3) las especies invasoras mediante un manual de buenas prácticas y un protocolo de seguimiento de Carijoa riisei y 4) las anomalías en la temperatura del agua superficial, mediante el seguimiento de la temperatura y otras condiciones ambientales.

Debido a su condición excepcional para el buceo, se priorizó la situación de la gestión del turismo, lo que llevó a la zonificación para el uso y las actividades permitidas estableciendo en la zona marina general de recreación externa - ZRGEM que comprende los sitios de buceo y el tránsito de embarcaciones. La capacidad de carga máxima (25 buzos) se ha cumplido de acuerdo a los resultados de monitoreo de 2017 - 2018 y el reglamento de actividades ha establecido requisitos de ingreso, responsabilidades, sanciones y prohibiciones para visitantes y embarcaciones.

El Santuario de Fauna y Flora de Malpelo es un lugar prístino debido a su aislamiento del continente y se ha demostrado que se encuentra en un estado de conservación deseable, según los estudios de censo de especies de la Fundación Malpelo. El índice de diversidad de Simpson presenta un valor alto (0,84), lo que implica que la comunidad de peces está dominada por pocas pero abundantes especies y el índice de Shannon mantuvo valores normales para un ecosistema diverso. Según los resultados, se puede asegurar que la comunidad de peces está en buen estado presentando valores de un ecosistema megadiverso. Esto también es cierto para la especie bandera de la zona, el tiburón martillo, que ha demostrado una tendencia de detención de la disminución entre 2013 y 2017, con registros de ligero aumento.

Los resultados demuestran que las estrategias de conservación dentro del Santuario tienen un efecto directo en los niveles de conservación así como para el mantenimiento de las pesquerías en el Pacífico colombiano, específicamente de atún, mero y otros recursos claves. Los esfuerzos de pesca ilegal a través del protocolo de Prevención, Vigilancia y Patrullaje presentan una planificación por sectores aumentando la cobertura del 5 al 26% en 2018, debido a la presencia del catamarán recién adquirido y de la Armada. Se prevé mejorar los sistemas de vigilancia para aumentar la cobertura en la zona ampliada, además de la plataforma SICO-SMART donde se están registrando los resultados de la vigilancia.


Declaración del Revisor: Malpelo es un AP que de acuerdo a la información suministrada y al proceso de la Lista Verde, demuestra que ha venido realizando diferentes esfuerzos para cumplir con el Estándar y por lo tanto tener y mantener una gestión profesional activa considerando que es un AP marina y en una ubicación estratégica para Colombia. Lo más importante a destacar del proceso de la Lista Verde es que esta AP cuenta con un Plan de Manejo que permitirá, a futuro, monitorear los avances en la gestión.

En cuanto al proceso de la Lista Verde, todas las partes involucradas en este proceso (PNN Malpelo, Unidad de Parques Nacionales del Gobierno Colombiano, WWF y la oficina regional de la UICN) respetaron en general el procedimiento dejándolo documentado en el COMPASS; aunque no se siguió estrictamente cada paso (hubo variaciones en el orden de los pasos como parte de la propia lógica que tiene el proceso de implementación y como parte del proceso de empoderamiento y uso del Manual de la Lista Verde) por lo que se recomienda para los próximos procesos, seguir los tiempos y el orden de los pasos establecidos por el Manual.

En todo caso, se destaca el interés y el compromiso de las partes participantes en aclarar todas las inquietudes que fueron presentadas por el Revisor, así como en mantenerlo informado de las gestiones pertinentes.

El AP Malpelo está listo para ser incluido en la Lista Verde

Por favor tenga en cuenta que nuestro sitio web está en una fase BETA y aún está en pruebas finales antes del lanzamiento oficial.
Lista Verde de la UICN

Lista Verde de la UICN
Áreas Protegidas | Conservadas


Suscríbase a nuestra lista de correo

Política de privacidad Legal Mapa del sitio

2022 UICN, Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza
Sitio diseñado por Design Factory
Este sitio web es posible gracias al apoyo de:

Únase a la conversación


Lista Verde de la UICN